En este momento estás viendo 20 señales de excelencia en el liderazgo

20 señales de excelencia en el liderazgo

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Uncategorized
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Dependiendo de los libros o artículos que lea, hay más de veinte estilos de liderazgo diferentes. Un líder autocrático, por ejemplo, es generalmente un tomador de decisiones unilateral, mientras que uno democrático alienta los aportes antes de tomar decisiones. Un estilo delegativo, mientras tanto, asigna responsabilidad y toma de decisiones a otros gerentes. Pero, como ocurre con la mayoría de las cosas en la vida, el estilo no es tan importante como la sustancia. Entonces, ya sea que aspire a ser una persona de autoridad o ya lo sea, aquí hay 20 atributos que abarcan los grandes.

1. Compasión y empatía: cuando un líder demuestra estas cualidades, se gana el respeto y la lealtad de quienes lo rodean: así de simple.

2. Énfasis en la comunicación abierta: los líderes deben asegurarse de que los empleados tengan voz y una plataforma para expresar sus pensamientos.

3. Expresa expectativas claras: una persona con autoridad tiene la responsabilidad de expresar las expectativas de una manera que los empleados puedan seguir, así como evaluar periódicamente el proceso y el progreso.

4. Siempre enseña: La mayoría de los grandes miembros del personal están hechos. Un gran gerente reconoce que un aspecto crítico de su trabajo es enseñar y hacer crecer la base de conocimientos de los empleados. Piense en ello como algo similar a la banca: puede guardar dinero en una cuenta de ahorros y ver cómo crece lentamente o invertir y ver cómo crece exponencialmente más rápido.

Relacionado: Por qué el liderazgo de servicio se está convirtiendo en el estilo de liderazgo del futuro

5. Inspira a otros: La inspiración se trata de generar creatividad, lealtad, dedicación y cualquier otro atributo positivo que queremos que posean los empleados.

6. Predica con el ejemplo: cualquier persona en una posición de autoridad debe mantener las mismas expectativas que tienen los demás.

7. Acepta las oportunidades: el cambio y los desafíos pueden verse como problemáticos, pero un líder capaz los acepta como oportunidades para adaptarse, aprender y crecer.

8. Fomenta la creatividad: los empleados inevitablemente poseen recursos de capacidad más allá de sus tareas asignadas. Cada uno de ellos tiene la capacidad de aportar nuevas perspectivas e ideas, así que anímelo.

9. Fomenta la retroalimentación: todos los líderes generalmente tienen la última palabra, pero los grandes solicitan y escuchan la retroalimentación y la toman en consideración antes de tomar medidas.

10. Empodera a los demás: la mejor manera de crecer con éxito es alentar a los demás a contribuir de manera constructiva, encomendar libremente a los miembros del personal tareas importantes y solicitarles innovaciones.

11. Ofrece transparencia: ya sea que lo que sea necesario decir sea bueno o malo, un líder ofrece claridad en la comunicación, lo que genera confianza y lealtad y reduce el estrés.

12. Asume la responsabilidad: nadie es perfecto y nadie debe esperar la perfección de los demás. Parte de ser una figura de autoridad ganadora es reconocer los errores.

13. Es auténtico: la mayoría de la gente no quiere sentirse patrocinada o complacida. Sea usted mismo y sea genuino, e inspirará a otros a hacer lo mismo.

14. Reconoce el esfuerzo y los resultados: El reconocimiento es una herramienta poderosa: envía el mensaje de que ves y aprecia las acciones de quienes te rodean. Cada empleado es valioso, sí, pero cada uno de ellos debe explicar exactamente por qué.

Relacionado: ¿Cuál es la diferencia real entre liderazgo y gestión?

15. Es leal: Desde la rotación hasta la productividad (o su falta), la lealtad se manifiesta de muchas formas, y la mejor forma de fomentarla es demostrándola.

16. Recompensa la excelencia: el trabajo superlativo debe ser un listón alto, no fácil de alcanzar, y para quienes lo logran, debe haber una recompensa adecuada.

17. Participaciones en el éxito: ya sea a través de participación en las ganancias, promoción profesional u otras bonificaciones u oportunidades, cuando una empresa experimenta el éxito, debe compartirlo con las personas responsables de hacerlo posible.

18. Evita distracciones: Un gran líder tiene la visión, misión y valores que ayudan a definir una empresa. Si algo no se alinea con estos principios o los disuade de ellos, debe eliminarse o evitarse.

19. Escucha y observa activamente: aprendemos observando y escuchando, no hablando y dirigiendo. Tómese su tiempo todos los días para ajustar esas antenas gerenciales.

20. Pide ayuda: Probablemente no haya mejor manera de hacer que alguien se sienta valorado y apreciado que pedirle ayuda. Su humildad como líder al hacerlo se verá multiplicado por diez. Después de todo, un gran liderazgo no es inherente a todos y no debe limitarse a quienes tienen el poder; es un proceso que puede y debe cultivarse.

Relacionado: Cómo pedir ayuda puede ser la diferencia entre el éxito y el cierre

Fuente

Deja una respuesta