En este momento estás viendo Activistas de Rusia recurren a Clubhouse para informarse sobre la guerra

Activistas de Rusia recurren a Clubhouse para informarse sobre la guerra

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Uncategorized
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Ante el bloqueo en Rusia de redes sociales como Facebook e Instagram, activistas rusos encuentran refugio en Clubhouse.

  • Las salas de chat de Clubhouse han servido para que ciudadanos rusos se enteren de lo que está pasando en la guerra en Ucrania.

  • La plataforma, incluso, comenzó a operar desde el inicio de la invasión, es decir, tres semanas atrás.

 

Con Facebook e Instagram bloqueadas en Rusia, algunos activistas han encontrado en Clubhouse una alternativa para informarse de la guerra en Ucrania.

Ya pasaron más de tres semanas desde que inició la invasión en Ucrania, conflicto bélico en el que redes sociales como Facebook e Instagram, dos de las más populares en todo el mundo, han sufrido consecuencias severas al ser bloqueadas en el país liderado por Vladimir Putin.

La censura, en Rusia, se ha mostrado mucho más real en estas últimas tres semanas desde que militares de dicho país comenzaron a invadir Ucrania, siendo los medios del Kremlin los que se han encargado de informar sobre todo lo que ocurre, pero desde el punto de vista y la filosofía de las autoridades rusas.

De esta manera, con Facebook e Instagram bloqueadas, las alternativas para los rusos de informarse sobre la guerra en el Este de Europa son mínimas.

Clubhouse es una de esas alternativas que activistas rusos han encontrado en medio de un panorama en el que la censura está muy activa; se ha dado a conocer que aquellos que protestan contra la guerra pueden pasar hasta 15 años en la cárcel.

La policía de dicho país, incluso, ha llegado a detener a tres mil 500 ciudadanos en un solo día y el número de detenidos desde que inició la invasión asciende hasta los 11 mil, de acuerdo con información publicada en distintos medios.

Y es que, de alguna forma, Instagram se había convertido en una de las plataformas por medio de las cuales ciudadanos y ciudadanas de Rusia se expresaban en contra de las acciones tomadas por Vladimir Putin, apoyando a Ucrania y rechazando la guerra.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por masha yumasheva (@yumashkaa)

Clubhouse, la alternativa a la censura en Rusia

Sin embargo, ahora que existen pocas opciones para informarse, Clubhouse parece estar tomando el liderazgo y, de acuerdo con información publicada en input, activistas anti-guerra de diversas ciudades de Rusia están utilizando Clubhouse para enterarse de lo que ocurre en el mundo.

Temas vetados en el país, como la invasión en Ucrania, son algunos de los que se discuten en las salas de chat creadas por Clubhouse.

De hecho, la publicación detalla que algunas de las salas de chat están operando desde que inició la invasión en Ucrania, hecho que, al parecer, ha pasado desapercibido por el órgano regulador del Kremlin, olvidándose de una de las plataformas más utilizadas en el 2020.

“Clubhouse le da a los rusos la oportunidad de escuchar la opinión de residentes de Ucrania y no confiar ciegamente en los canales de televisión federales”, menciona Ararat Gulyan, jefe de una organización deportiva en la región de Tver.

Dicho de otro modo, activistas rusos consideran a la plataforma como una importante alternativa para enterarse de todo lo que ocurre respecto al conflicto y conocer los verdaderos motivos de Rusia.

No obstante, pese a ser un espacio alterno a la censura, algunas salas de chat manejan con cuidado su información, y es que el temor de los usuarios de Clubhouse y de aquellos que marchan para protestar contra la guerra tiene que ver con una ley para combatir la falta de respeto y las fake news.

Los ciudadanos o empresas que difundan información no autorizada por el gobierno deberán eliminarla en un plazo no mayor a 24 horas y, además, pagar una multa. En caso de atentar contra el funcionamiento de la infraestructura crítica, serán bloqueadas y pagarán 1 millón de rublos (8.740 euros).

Por otro lado, la ley que castiga la falta de respeto a las autoridades está más enfocada en los activistas, quienes podrían pasar hasta 15 días en la cárcel y en casos más severos pagarían condenas de 10 o 15 años en prisión, además de multas de 1,5 millones de rublos.

 

Ahora lee:

Fuente

Deja una respuesta