Cómo pasar de la procrastinación a la inspiración

Cómo pasar de la procrastinación a la inspiración

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Uncategorized
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Tres simples pasos pueden ayudarte a desbloquear todo tu potencial.

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!

July 14, 2021 5 min read

Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Imagínate que estás prosperando, convencido de que vas camino al éxito. Entonces, de repente, chocas contra una pared. Ni siquiera quieres salir de la cama, y ​​mucho menos tender la cama. No tiene ganas de comer, y mucho menos de preparar una comida saludable. No te molestas en hacer ejercicio; de todos modos, no hace ninguna diferencia.

La procrastinación es la otra cara de la moneda perfeccionista. Puede derribarte en minutos antes de que te des cuenta de lo que acaba de suceder. El proceso es tan inconsciente que las cosas simplemente dejan de tener sentido. Veo esto mucho en mi línea de trabajo. A la gente le estaría yendo tan bien que yo los daría de alta, pero luego chocaron contra una pared.

Te daré un ejemplo: Divya estaba muy bien en la escuela, tenía una vida social plena y se sentía muy optimista en general. Estaba pensando en darla de alta cuando me dijo que se había sentido estancada y desmotivada durante semanas.

Estaba atrapada en un patrón de pensamiento negativo que la hacía dudar de sus habilidades, a pesar de ser una estudiante sobresaliente. Desmontamos las capas: claramente, algo había desencadenado sus viejos patrones de pensamiento. Después de investigar mucho, mencionó que su madre había dicho que estaba desperdiciando dinero al no estudiar para sus exámenes LSAT. Sonaron las campanas en mi cabeza . Cavamos más y encontramos un tesoro enterrado.

Divya es perfeccionista, y pensar en ‘todo o nada’ la hunde rápidamente. Después del comentario de su madre, sintió la presión de tomar los exámenes LSAT y hacerlo extraordinariamente bien la primera vez. Fue un pensamiento inconsciente que hizo que la tarea en cuestión se sintiera abrumadora y condujo a un patrón de pensamiento negativo. Se preguntó si sería lo suficientemente inteligente como para tomar el examen y si alguna vez entraría en la Facultad de Derecho. Además, perdió interés en el autocuidado que generalmente la mantenía activa: comer de manera saludable, escribir un diario, hablar con amigos y pasear.

Teníamos que volver a encarrilarla.

Los siguientes pasos funcionaron para Divya y también pueden funcionar para ti.

1. Permite un período de gracia

Le pedí a Divya que se concediera un período de gracia para poder cometer errores. Este período de gracia sirve como un colchón que suaviza el golpe. En su caso, se dijo a sí misma que tomaría tres exámenes de práctica antes de juzgar sus calificaciones. Esta sola acción la hizo sentir tan aliviada que estaba lista para volver a estudiar. Si te sientes atrapado en un ciclo interminable de procrastinación, elimina la carga dándote el espacio para fallar.

2. Sepárate de los resultados

Cuando incluyes un período de gracia en la planificación o el trabajo, te das un respiro. Si realmente deseas trabajar con inspiración, elimina los resultados. Completa la tarea porque disfrutas la tarea, no porque tengas que hacerla. Este único acto de dejarte llevar es muy liberador. Lo uso todo el tiempo. Siempre que me siento rebasada y pospongo las cosas porque la tarea se siente muy abrumadora, me recuerdo a mí misma que debo desapegarme de los resultados. Esto inmediatamente disuelve la tensión y me permite reconectarme con la vida nuevamente, haciéndome sentir inspirada.

3. No juzgues

Este es mi favorito de todos los tiempos, y tienes que practicarlo casi siempre. Juzgarte a ti mismo con dureza como perfeccionista es simplemente invitar a la procastinación. Siempre que te juzgas a ti mismo, estás iniciando un círculo vicioso que no tiene fin. Los dos primeros pasos no garantizan que no fallará. Están ahí para que puedas volver a ponerte en movimiento después de estar paralizado por el miedo. Este tercer paso te ayudará a afrontar el fracaso de forma saludable si tu miedo se convierte en realidad.

Todo el trabajo previo que Divya hizo en consejería la ayudó a salir del patrón de pensamiento negativo; el trabajo real importa y es necesario. Si tienes en cuenta estos tres sencillos pasos, puedes romper con tus propios ciclos de procrastinación y desbloquear la máxima inspiración y el éxito.

Fuente

Deja una respuesta