Confianza y seguridad en el trabajo, ¿qué relación tienen?

Confianza y seguridad en el trabajo, ¿qué relación tienen?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Uncategorized
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Una de las condiciones para que el trabajo genere resultados es la estabilidad emocional, ¿está presente en tu cultura laboral?

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!

December 29, 2020 5 min read

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Por: Claudia Reveles / Facilitador en Desarrollo Humano en colaboración para Great Place to Work® México. 

Cada vez es más frecuente escuchar o leer sobre la importancia de la seguridad psicológica en el trabajo. Las organizaciones que buscan ser reconocidas por sus colaboradores como grandes lugares para trabajar cuidan de este aspecto. Una pieza importante para que esa condición se dé es el actuar de sus líderes.

Para Amy Edmondson, profesora de liderazgo y gestión en Harvard Business School, la seguridad psicológica describe las percepciones de los miembros de un equipo sobre las consecuencias de asumir riesgos interpersonales en un contexto particular como lo es un lugar de trabajo. 

Cuando una persona está en un espacio donde se siente psicológicamente segura, se siente con la libertad de hablar de cualquier idea, inquietud o pregunta que tenga o de un error que ha cometido.

¿Por qué es importante esa libertad? Porque en un espacio así, se nutre el vínculo de confianza entre un líder y sus colaboradores, y entre los colaboradores mismos. Y en este espacio seguro el grupo estará más dispuesto a crear, innovar, experimentar y retar lo establecido.

Imagen: Depositphotos.com

¿Te sientes hoy con esa libertad en tu espacio de trabajo? Y más importante aún, ¿consideras que eres un líder que crea las condiciones de trabajo para que tus colaboradores sientan esa libertad?

Te invito a pensar en este momento en el proyecto o iniciativa más reciente de la que tú y tu equipo de colaboradores se han hecho cargo:

Haz que los miedos se vayan

Piensa en el problema más importante que haya surgido…

  • ¿Hablaron del tema con oportunidad?
  • ¿Hablaron del tema con apertura?
  • ¿Qué condiciones estaban presentes que lo permitieron o no?
  • ¿De qué forma la oportunidad y la apertura con la que se habló del problema impactaron en la resolución de este?

Una de las razones por las que no hablamos de los temas con apertura y oportunidad es porque nos sentimos en riesgo. Y, ¿qué es lo que nos amenaza? Pensar que podríamos ser vistos por los demás como alguien ignorante, incompetente, inoportuno o negativo.

Algunas creencias que pueden estar presentes:

“Si pregunto algo que los demás ya saben me mirarán como tonto o ignorante”

¿Qué te hace pensar que debes saberlo todo? ¿No será que otra posibilidad es que serás mirado como alguien que es curioso o se interesa?

“Yo causé el problema y yo debo resolverlo”

Si alguien más ya se enfrentó a una situación similar, ¿no te gustaría saber cómo lo resolvió? ¿Por qué limitar el que otra persona pueda apoyarte? 

“Si intento algo diferente y me equivoco es porque no soy lo suficientemente capaz para esta asignación”

¿Mirar el error como algo negativo te incentiva para intentar cosas nuevas? ¿Qué te hace pensar que cuando intentas algo diferente no debes equivocarte?

Imagen: Depositphotos.com

“Si hablo en este momento del error que identifiqué en el proyecto quizá sea percibido como negativo”

¿Y si al hablar de ese error evitas que las cosas se compliquen más?

Estas creencias surgen en espacios donde aprendimos que hablar de nuestra ideas, inquietudes, dudas o necesidad de apoyo representaba un riesgo.

Como líder, no eres responsable por la historia personal de cada uno de tus colaboradores, pero en el momento presente si es tu responsabilidad crear un ambiente de seguridad psicológica donde tengan la oportunidad de vivir una experiencia diferente basada en la confianza.

¿Qué hacer?

  • Habla con tus colaboradores de la importancia que tiene para ti escuchar sus opiniones, inquietudes e ideas. Y asegúrate de escucharlos activamente y sin juicio cuando lo estén haciendo. 
  • Reconoce el estilo personal. Quizá no todos tus colaboradores se sientan cómodos expresando sus ideas verbalmente en una reunión. Busca mecanismos que abran la oportunidad para todos respetando su estilo personal.
  • Muéstrate como alguien falible. Comparte con tus colaboradores experiencias en las cuales te has equivocado. Háblales de cómo has resuelto y cómo esas experiencias te han fortalecido. Cuando lo haces, es más probable que ellos se sientan con la confianza de hablar de sus propias inquietudes y errores.
  • Evita penalizar los errores. Que cuando un error sea identificado, el enfoque esté en resolver y posterior a ello identificar el aprendizaje que deja de la experiencia.
  • Sé consciente del impacto de tu actuar. Recuerda que en todo momento estás siendo un modelo de comportamiento para tus colaboradores. Si tú respetas a tus colaboradores es mucho más probable que ellos repliquen esa conducta entre ellos.
  • Si detectas algún acto que esté minando la seguridad psicológica del grupo actúa con oportunidad y firmeza dejando claro qué tipo de comportamientos no son bienvenidos y las razones para ello.

Fuente

Deja una respuesta