El creador del ‘portacaguamon’ nos cuenta cómo consiguió 7 millones de pesos de los tiburones de Shark Tank México

El creador del ‘portacaguamon’ nos cuenta cómo consiguió 7 millones de pesos de los tiburones de Shark Tank México

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Uncategorized
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

July 19, 2021 10 min read

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Muchas ideas de negocio nacen en una carne asada. Desde un producto para encender el fuego hasta un porta cervezas. Rafael Pérez, “el primo”, identificó una necesidad más de los invitados a este tipo de comidas. Nadie encontraba como mantener la temperatura de sus “caguamas” o sus bebidas de tamaño familiar. 

“En una carnita asada vimos que la gente empezaba a tomar, y se puso de moda, la cerveza en envase de tamaño familiar, pero tenían un problema, se les calentaba muy rápido y como era gente que no estaba acostumbrada, vimos la oportunidad y quisimos solucionarla”, cuenta Pérez en entrevista con Entrepreneur en español.  

De esta manera, Rafa y su equipo desarrollaron Master Holder, el portacaguamon. “Vamos a hacerlo, vamos a cotizar el molde, vamos a ver quién nos lo puede hacer y vamos para adelante”, dice. 

Se trata de un vaso térmico de doble capa que tiene un recubrimiento de cobre en la parte interior, “eso se hace para que mantenga más la temperatura”, entre esas dos capas, que son de acero inoxidable, existe un vacío, el cual es “muy importante” para que no se escape la temperatura de lo que se encuentra dentro. 

Tras el lanzamiento, que se produjo afortunadamente o “gracias a Dios” como nos dice Rafa, 15 días antes del Día del Padre, lograron vender 27 mil piezas en cinco semanas. “Yo creo que fue el primer Día del padre en que los padres no recibieron corbatas y calcetines y recibieron su Master Holder el portacaguamon”. Además, con esta idea se llevó 7 millones de pesos de dos tiburones de Shark Tank México

Rafael Pérez / Imagen: cortesía de Shark Tank México. 

La importancia de escuchar a tu comunidad 

Posteriormente, y escuchando a sus clientes o “comunidad de primos”, el vaso térmico evolucionó. “Al paso del tiempo y escuchando a la gente nos dimos cuenta de que el envase para el que nosotros hicimos Master Holder era uno solo y en el mercado había más, entonces ya hicimos los adaptadores, los cuales le dan la versatilidad para que diferentes alturas de envases entren en él”, explica el emprendedor. 

Asimismo, y como lo expresó durante su pitch frente a los tiburones de Shark Tank México, que se transmite todos los viernes a las 22:00 horas por Canal Sony, prestando atención a su comunidad fue que decidieron crear una tapa para el vaso. 

“La gente me decía: ‘no es que yo tomo cerveza, pero preparada en una michelada o un clamato o un whisky con agua mineral o tomo piña colada, lo que sea. Entonces, como el vaso de nosotros es único en su tamaño mandamos a hacer un molde para su tapa, por eso digo que fue algo que se fue haciendo poquito a poco junto con la comunidad de primos y de primas”, dice. 

La pandemia y sus reveses ¿O fortunas? 

La idea de crear este producto nació en agosto de 2019. Sin embargo, su lanzamiento sería hasta el año 2020. Lo que nadie sabía es que ese año empezaríamos a lidiar con una pandemia que retrasaría algunos procesos. 

La emergencia sanitaria por COVID-19 inició en diciembre de 2019 en China, país donde se produciría el portacaguamon. Sin embargo, hubo retrasos, porque aunque todavía el virus no llegaba a México, el país asiático ya se encontraba batallando contra él. 

“Le damos todas las gracias a Dios porque por la pandemia hubo retrasos en el proyecto… Y nosotros mandamos el dinero (en diciembre) y pues llegó, pero no podían trabajar y luego subió mucho el dólar, y los primeros contenedores los pagamos algo caros, pero luego no podíamos recibirlos porque nosotros estábamos en pandemia y los puertos estaban algo saturados, entonces Dios nos hace o nos da la fortuna de que lanzamos 15 días antes del Día del Padre”, dice Rafa. 

Además del problema anterior, todos los otros procesos como el registro de marca y de diseño se tardaron un poco más de lo normal. 

“Ese tipo de cosas si nos vinieron a entorpecer un poco el arranque del proyecto, pero al final del día llegamos en tiempo y forma a la fecha que necesitábamos para tener el éxito que tuvimos. Porque si no hubiera sido por todos esos retrasos llegamos antes y a lo mejor el boom no hubiera sido el mismo… Yo más que un retraso lo veo como que Dios puso los tiempos perfectos para que sucediera en ese día”, comenta el emprendedor. 

Un pitch de 7 millones de pesos 

Rafa Pérez, conquistó a los tiburones de Shark Tank México, y aunque al final solo dos de ellos invirtieron en el proyecto, fue una gran apuesta. El emprendedor llegó al programa pidiendo 6 millones de pesos (300,000 mil dólares aproximadamente) por el 15% de participación en su empresa. 

Imagen: cortesía de Shark Tank México. 

Tras recibir tres “nos” rotundos, la negociación entre Pérez, Arturo Elías Ayub y Rodrigo Herrera quedó en 6 millones de pesos por el 20% de participación. Donde 3 millones son de deuda con la opción de 18 meses para capitalizar la misma y sumar otro millón de pesos por otro 20% de participación. Es decir, al final todo esto se resumiría en 7 millones de pesos por el 40% de participación en la marca si se cumplen las condiciones. 

En este contexto, el emprendedor, que trabajó en 3M en áreas de desarrollo de producto, gerente de logística y ventas nos comparte algunos consejos para que logres un pitch excelente: 

1. Sé tú al 100%. Debes creer tanto en ti como en tu producto 

“Tienes que estar enamorado e identificado con el producto que estás vendiendo, entonces si tu llegas tratando de vender un producto como tú no eres o con el que no estás identificado vas a batallar mucho para hacerlo, a lo mejor ni hasta tú mismo te compras. Cuando eres tú y estás presente ahí, andas como pez en el agua y esa es tu esencia y ese es el punto número uno”. 

2. Debes estar alineado con tu fe 

Si crees en algo y cumples lo que dice tu fe vas a recibir todos los beneficios de esa fe, independientemente de la fe que practiques. 

“Entonces en mi caso, soy católico, es muy sencillo, si yo decido estar cerca de Dios, él me va a dar lo que yo quiero, necesito y que le pido. 

Hay un video por ahí en el que un niño le pregunta al papá: ‘papá de qué tamaño es Dios’ y el papá hace que su hijo voltee hacia el cielo y le pregunta: ‘de qué tamaño es ese avión’ y el niño le dice ‘pues está chiquito’, y lo estaba viendo lejos. 

Lo lleva al aeropuerto, le enseña un avión y le pregunta: ‘hijo de qué tamaño es ese avión’ y el niño responde: ‘es grandote’. Entonces si tú estás cerca de Dios, es el tamaño del que lo vas a ver, si tu estás lejos de Dios o lejos de tu fe, pues va estar chiquita y es impresionante que si tú estás cerca de él o de tu fe lo que le pidas te lo cumple. Obvio no le vas a pedir cosas imposibles como que lleguen un millón de dólares a tu cuenta de la nada, pero si está en sus manos y él cree que está en tus manos, te lo va cumplir, o sea no es lo mismo ayúdame a tener este millón de dólares que ayúdame a cerrar esta venta. 

Si tu estás cerca de tu fe, no tiene porque no dártelo. Ahora bien si no te lo da y tú dices ‘es que yo no quiero que se muera tal persona y fallece, pues búscale el lado bueno porque si te dio eso fue por algo porque si no nunca ibas a ser lo suficientemente fuerte o porque tenías que aprender algo, porque viene algo mejor. Entonces no te decepciones de tu fe cuando tu fe no te recompensa como tú quieres. Tienes que ir entendiendo ese tipo de cosas para que tu fe no se debilite”. 

3. Espera con confianza y no con expectativa

“Esto algo muy importante de lo que me di cuenta luego de que vi el video, yo recibí primero tres nos muy rotundos y mi cara nunca cambió, cuando luego recibo los dos sís o que estoy negociando, mi cara nunca cambia porque yo no centre el foco de mi mente en la cantidad de dinero, yo quería llevar un mensaje y si lo del dinero se daba que mejor y si no se daba no pasaba nada, entonces eso es cuando esperas con esperanza y no con expectativa”. 

4. El “NO” ya lo tienes 

Si te reciben con un “no”, debes tener en tu mente que no pasa nada, es igual a que no hubieras ido. De acuerdo con Rafa un “no”, no tiene porque “tumbarte”. 

“Insisto, el no ya está ahí, entonces no pasa nada, y no tengo porqué desanimarme, sigo adelante con mi siguiente venta. Recordemos que las ventas no son una cuestión de rogarle a cliente, pero tienes que resistir los NOS, entonces entre más callo tengas para esos NOS, más bonitos vas a recibir los SIS”.

Fuente

Deja una respuesta