En este momento estás viendo El desafío de los unicornios mexicanos ante la BMV

El desafío de los unicornios mexicanos ante la BMV

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Uncategorized
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Es Incode un nuevo unicornio tras ser valuado en mil 250 millones de dólares.

  • Son seis las startups nacionales con representación global en busca de inversión.

  • La rentabilidad de las fintech no les permite cotizar en México, pero algunas lo hacen en EU.

 

Las adversidades económicas que existen en la actualidad no impiden que la industria en el país repunte, generando nuevos unicornios mexicanos.

Sin embargo, pese a que los jugadores del emprendimiento crecen cada vez más, su incursión en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no tiene un panorama fácil, pues existen barreras que ponen en duda su rentabilidad.

Y es que ayer se sumó a la lista un unicornio más, es decir, una startup que alcanzó un valor superior a los mil millones de dólares.

 

Principales obstáculos

Pese a que los unicornios son empresas con altas valuaciones, uno de los requisitos indispensables para salir a la Bolsa es generar una ventaja competitiva en rentabilidad para atraer a los clientes del sector financiero.

Esto, ya que, en caso de que estas fintech accedan al financiamiento y logren cotizar, sus acciones podrían ser duramente castigadas casi de inmediato.

Por ello, es que este tipo de compañías se enfrentan a un escenario adverso en el que los bancos destinan los recursos al desarrollo de tecnología, pero lo hacen en referencia a los números de rendimiento.

Actualmente, entre la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) sólo suman 157 empresas.

Otra barrera principal que enfrentar los unicornios nacionales es la poca participación de inversionistas individuales, lo cual genera poca liquidez en la Bolsa y provoca que grandes empresas soliciten la cancelación de sus acciones, como lo hizo Bio Pappel, LALA, Pochteca o Elementia.

No obstante, estos corporativos siguen abriendo camino y buscan la forma de crecer fuera de Latinoamérica; algunas, incluso, optan por entrar en el mercado estadounidense, pues sus bolsas son mucho más grandes y es justamente esa capitalización la que les da prestigio a nivel global entre los inversionistas.

 

Unicornios mexicanos

De acuerdo con CB Insights, México ya cuenta con seis unicornios (startups que alcanzaron un valor superior a los mil millones de dólares), pues Incode logró entrar al listado:

 

  • Kavak / 1 octubre 2020 / 8,700 mdd
  • Bitso / 5 mayo 2021 / 2,200 mdd
  • Clip / 10 junio 2021 / 2,000 mdd
  • Confío / 29 septiembre 2021 / 1,300 mdd
  • Clara / 6 diciembre 2021 / 1,000 mdd
  • Incode / 7 diciembre 2021 / 1,250 mdd

 

La plataforma de verificación y autentificación de identidad a través de inteligencia artificial es ya un referente a nivel internacional. Incode buscará impulsar su crecimiento tanto en México como en Europa, Oriente Medio, Estados Unidos, Canadá y América Latina.

Y es que su nombramiento se da tan a casi siete meses de que recibiera 25 millones de dólares en su ronda de inversión Serie A.

 

Representación nacional

México contribuye sólo con el 2.4 por ciento de los unicornios a nivel mundial, pues hasta el tercer trimestre de 2021 fueron registrados 206.

La innovación tecnológica es la principal herramienta para la creación de estos gigantes, pero, aunque existen en el país cerca de 443 fintech, la mayoría de estas no logra destacar en la lista porque no cuentan todavía con la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV)

Es por ello que el peso recae en los seis unicornios mexicanos, ya que a nivel global, en los primeros meses de 2021, este tipo de empresas recaudó 31 mil 100 millones de dólares en rondas de financiamiento.

 

 

Ahora lee:

Unicornios latinoamericanos: de Kavak a Nubank, el mundo habla de ellos

Invierte DiCaprio en unicornio suizo y se dispara su valor

Empresas Unicornio Mexicanas y las nuevas oportunidades de negocio

Fuente

Deja una respuesta