En este momento estás viendo Las 10 reglas de empresas familiares Waystar Royco que ha roto en ‘Succession’

Las 10 reglas de empresas familiares Waystar Royco que ha roto en ‘Succession’

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Uncategorized
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

HBO ha estado buscando al siguiente Game of Thrones, el show épico que genere millones de vistas (y de dólares), pero parece haber encontrado un digno contrincante para el título en Succession

HBO

Esta serie, que por alguna extraña razón empezó a generar verdadero ruido en Latinoamérica apenas en su tercera temporada, narra la historia de la familia Roy y las peleas entre padre y hermanos por heredar el título de CEO de la compañía. 

La historia se destaca principalmente porque a pesar de hablar de la vida de una familia multimillonaria (algunos incluso dicen que está ligeramente basada en los Murdoch), refleja problemas reales que cualquier persona puede enfrentar. 

Succession es particularmente para ti si eres emprendedor y deseas algún día heredar tu empresa y que este se convierta en el negocio familiar. 

Hace unos años, Roberto Gómez Eng, socio de KPMG en asuntos de empresas familiares y Gobierno Corporativo, nos dijo cuáles eran los 10 errores más comunes de las compañías que se ocupan a más de una generación. Usemos el ejemplo de la familia Roy para ver cómo pueden darse estos yerros. 

Anotación: Este artículo tendrá algunos spoilers de las tres temporadas de Succession de HBO. 

1. Tratar de cambiarlo todo de golpe, pasando por encima de las resistencias de miembros de la familia con más antigüedad en la empresa

Aunque el patriarca de la familia Logan Roy viene anunciando su retiro desde hace años, en realidad no tiene un plan específico (aparentemente) sobre quién debe tomar las riendas de su conglomerado Waystar Royco. Incluso se brinca al heredero natural, su hijo Kendall y desata una batalla entre sus cuatro hijos para ocupar el lugar de CEO. 

2. Retrasar la implantación de innovaciones críticas por causa de la diferencia de opiniones entre miembros de la familia

Uno de los problemas de Waystar Royco es que está atrasado en su adopción tecnológica. Sí, ha comprado algunas empresas tech aquí y allá, pero sigue siendo una compañía de la vieja guardia, más que nada porque Logan Roy no ha visto necesidad en cambiar su manera de hacer negocios. 

3. Ausencia de liderazgo

En este caso tal vez es la ausencia de un verdadero liderazgo alternativo. Logan Roy es el amo y señor de su imperio y lo que diga cualquier otra persona, incluso sus hijos, pasa a segundo plano. ¿Por qué crees que las acciones de la empresa se mueven tanto cuando parece que él está perdiendo el control?

4. Conformarse con lo que hay. Tratar de conservar a los clientes que se heredan, ofreciéndoles los mismos productos o servicios “de toda la vida”

Spoiler: Al final de la tercera temporada, Logan está al borde de vender su empresa a pesar de la protesta de sus hijos. No sabemos si realmente planea llevar a cabo la operación, pero durante mucho tiempo se aferró a hacer negocios como él sabía hacerlos, ignorando que la mano de obra, las industrias y el mundo entero han cambiado. 

Imagen: HBO

5. Perpetuar la política de “reparto de beneficios” y tener una política de inversión conservadora

No estoy muy segura sí esto aplica tal cual en Succession, puesto que son muchas personas en el poder de Waystar Royco que se benefician del gigantesco tamaño de la compañía de medios e incluso, cuando la empresa busca dar un mensaje en medio de la crisis busca comprar una compañía competidora. Sin embargo, y de nuevo  spoiler, al final de la temporada, parece que el propio conglomerado va a ser absorbido por el gigante de streaming GoJo porque siente que no tiene la capacidad de invertir en este tipo de tecnología. 

6. Tratar a toda costa de conservar la “propia idiosincrasia” y defender a capa y espada la total independencia de la empresa

Uno de los grandes problemas de Waystar Royco es que, si bien es un imperio de medios y diversas empresas, llegó a la cima a través de medio y estrategias que ya no son (o no deberían ser válidas). A veces tiene poca visión. Su propia herramienta de streaming es mala, pese a que es una compañía que ofrece entretenimiento. Nunca hay que desdeñar la posibilidad de establecer vínculos con otras firmas. Las fórmulas van desde la fusión hasta joint-ventures o alianzas.

7. Dar prioridad a los vínculos familiares en el organigrama

Esto sí que no es un problema para el patriarca de la familia Roy. Para Logan su verdadero “bebé” es su compañía y no importa que lastime o casi destruya a sus hijos verdaderos con tal de protegerla. Si bien es cierto que su hijo Kendall tiene una posición de poder al inicio de la serie, no la mantiene por mucho tiempo, precisamente porque él todavía tiene una parte humana que lo hace considerar a su familia. 

Logan tiene muy claro que el mejor CEO para su empresa es la persona que sea más capaz (o leal), sea uno de sus hijos o no. 

8. Confundir propiedad con gestión del negocio

Esta es la Cruz de toda la serie. Los cuatro hijos de Logan Roy (Kendall, Roman, Siobhan y en menor medida Connor) en algún momento de las tres temporadas consideran ser la mejor opción para tomar las decisiones en Waystar Royco solo por ser los hijos naturales del fundador, cuando en realidad, siendo objetivos, ninguno de los cuatro hubiera llegado muy lejos en la escalera corporativa sin el nombre de papá. En ese sentido tienen más mérito el yerno Tom Wambsgans o el extraño primo Greg Hirsch quienes de alguna manera sí se han hecho así mismos (claro, a base de traiciones como buen melodrama de HBO). 

9. Perpetuar una política de comunicación basada en la informalidad y el secretismo

¿Qué sería de esta serie sin las eternas conspiraciones y las comunicaciones segmentadas? Vaya, el final de la tercera temporada se basa en eso: en la traición del maltratado marido de Shiv, Tom, en favor de Logan y su querido amigo (¿achichincle?) Greg. 

En la vida real, el hecho de que determinados puestos estén ocupados por familiares no debe impedir que se sigan las reglas establecidas en el plan de comunicación de una empresa. 

Imagen: HBO

10. Elegir mal a los competidores y mantener una visión estrecha del mercado

Uno de los errores más comunes en las compañías de este tipo es pensar que la competencia directa es “la empresa -o la familia- de enfrente”. 

Así pasa en la segunda temporada cuando Waystar Royco trata de comprar una empresa que es la antítesis de sus valores, solo para ver cómo ese acuerdo se desdibuja. 

El emporio de Logan Roy no es capaz de ver el mercado como un espacio más amplio. En la última temporada intenta adquirir GoJo, pero la temporada termina con el servicio de streaming tratando de comprarlos a ellos. 

Waystar Royco no se adaptó a la próxima generación de medios y eso, al final, lo puso en completa desventaja frente a un competidor “relativamente” más pequeño y les cerró opciones de mercado.  

Fuente

Deja una respuesta