En este momento estás viendo UFC: la historia de una pasión que se convirtió en un exitoso negocio

UFC: la historia de una pasión que se convirtió en un exitoso negocio

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Uncategorized
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

A 28 años del primer campeonato de artes marciales mixtas en la liga más importante de este deporte, UFC ha demostrado ser un gran negocio y espectáculo. 

depositphotos.com

Se estima que por cada evento reúne casi 16 millones de dólares. Ha celebrado 268 ediciones que junto con las noches de pelea suman un aproximado de 586 eventos.

Lo que inició como un torneo experimental para ver cuál era el sistema de pelea más efectivo, ahora se ha convertido en un evento deportivo que llega a más 800 millones de personas en más de 128 países.

Además de los patrocinios, las acciones que los aficionados realizan tienen gran importancia en la generación de ingresos de la marca. Sin contar las apuestas, tan solo por el pago por evento se llegan a recaudar hasta 3 millones de dólares en cada edición de UFC. 

Este deporte en el que la técnica de los atletas conjunta habilidades de otras artes marciales como el boxeo, la lucha, el jiu jitsu, el muay thai y el kick boxing, actualmente tiene en sus filas más de 540 peleadores

Si es una pelea preliminar, estelar o de campeonato, la trayectoria de los peleadores, son factores que influyen en el pago a los artistas marciales. Un peleador novato puede ganar entre 10,000 y 16,000 dólares más un bono por patrocinios de hasta 4,000 dólares. 

Además se otorgan bonos de hasta 50,000 dólares por ganar vía KO o si la pelea es la mejor de la velada. Los peleadores pueden ganar hasta 50,000 dólares si su pelea es reconocida como mejor actuación de la noche y 120,000 dólares al ganador de esa pelea. La lucha por un campeonato implica un bono de 500,000 dólares.

Después de este recorrido por las ganancias de UFC, ¿cómo llegó a convertirse en la actual liga de artes marciales mixtas más famosa y exitosa del mundo? 

El calentamiento antes de subir al octágono. 

Corrían los años 20, peleadores de todas las disciplinas marciales se confrontaban para demostrar que su arte marcial era la más efectiva al someter a sus oponentes sin importar sus dimensiones o su peso. Ese era el Gracie Challenge, creado por la familia Gracie, quienes son considerados los creadores del jiu jitsu deportivo.

El jiu jitsu, que significa arte de la flexibilidad o de la agilidad, es una disciplina de origen japonés que llegó a Brasil gracias a los maestros Mitsuyo Maeda y Geo Omori. Fue entonces que los hermanos Helio y Carlos Gracie lo aprendieron y lo desarrollaron, otorgándole el carácter deportivo que ahora tiene. 

Por muchos años, décadas incluso, la dinastía Gracie continuó desarrollando y poniendo a prueba la efectividad de este sistema de combate. Retaban a atletas de otras disciplinas como el boxeo y la lucha libre. Algunos aceptaban, otros no, pero este deporte seguía perfeccionándose y creciendo, sin imaginar que años después se convertiría no solo en uno de los más efectivos para la defensa personal, sino que también daría lugar a una de las ligas deportivas más lucrativas del mundo.

Encuentros fortuitos en el momento correcto.

En la década de los 70, después de que la familia había creado varias Academias Gracie, Rorion Gracie llegó a Estados Unidos para expandir el legado familiar. En Estados Unidos la premisa del deporte desarrollado por los Gracie seguía siendo la misma: retar a atletas de otras disciplinas marciales para ver cuál era el mejor. 

En 1989 en  las páginas de la afamada revista Playboy se mencionaba la historia del que era considerado el hombre más rudo de Estados Unidos (Rorion Gracie) y que retaba a cualquiera que así lo quisiera a pelear con él. Para aumentar la emoción del asunto, el ganador de la pelea se llevaría 100,000 dólares. 

Esta idea llegaría a manos de un famoso empresario, Art Davie, aficionado al boxeo y que, al igual que los Gracie, se preguntaba cuál sería el sistema de pelea más efectivo. Ese sería uno de los encuentros más fortuitos para Davie, para los Gracie y para todos quienes ahora disfrutan de este evento deportivo. 

Davie y Gracie se encontraron para conversar a inicios de la década de los 90. Davie empezó los preparativos, buscando los elementos necesarios para concretar su idea. Acudió con HBO y Showtime para contarles de su idea y sumarlos a las transmisiones del evento que tenía pensado, pero ambas compañías lo rechazaron. 

Entonces llegó con Bob Meyrowitz y Campbell McLaren de Semaphore Entertainment Group (SEG), quienes creyeron en su ambiciosa idea y se sumaron. Fueron los primeros dueños del UFC, compañía dedicada a crear contenido para Pago Por Evento.

Te puede interesar: Abre una escuela de artes marciales

El origen del octágono, el distintivo de UFC.

John Milius fue la pieza clave para generar la idea del octágono, el área de pelea distintiva de UFC. Milius era director y guionista de cine, alumno y amigo de Rorion. Su idea surgió porque en su film “Conan el Bárbaro”, el protagonista peleaba en un octágono de piedra. Milius, por su trayectoria en el cine, quería incluir más elementos del séptimo arte en su propuesta. Finalmente la idea se pulió hasta dar forma al octágono actual, con cerca de alambre, acolchado en las esquinas y en la parte superior.

El inicio del Ultimate Fighting Championship 

Llegó el 12 de noviembre de 1993. Denver, Colorado sería el escenario de UFC 1.  El motivo de realizar el primer evento en este estado fue porque era de los pocos lugares que permitiría los combates sin guantes.

La propuesta de los combates era pelear sin guantes, sin reglas, salvo algunas restricciones: no picar los ojos, no morder, no introducir los dedos en la boca ni subir a pelear con algún calzado. 

Casi 7,000 espectadores asistieron al estadio McNichols Sports Arena en Denver para ver en vivo uno de los combates que más expectativa causó. Además 86,000 personas, tres veces más de lo esperado, vieron el combate a través del sistema pago por evento. La semilla del gran negocio en el que se convertiría este reto. 

En este torneo de un solo día se definiría cuál era la mejor disciplina marcial y quién era el mejor peleador del mundo, ocho peleadores de diferentes Artes Marciales y nacionalidades se daban cita para hacer su mejor pelea. Los combates serían de eliminación directa, el programa constó de cuatro peleas iniciales, dos semifinales y la final. El torneo tuvo una duración aproximada entre hora y media y dos horas.

La cartelera principal de UFC 1 había quedado así: Kevin Rosier de kickboxing enfrentaría a Zane Frazier de karate; por su parte, Gerard Gordeau de savater combatiría al luchador de sumo Teila Tuli; la disciplina del shootfighting se vería representada por Ken Shamrock, quien pelearía contra Patrick Smith de tae kwon do; no podía faltar el representante de la familia Gracie y del jiu jitsu, Royce Gracie que se mediría contra el boxeador Art Jimmerson. 

La pelea de savater y sumo sería una de las más dramáticas, pues Gordeu venció a Tuli en tan solo 26 segundos y con una patada. El enfrentamiento entre Frazier y Rosier, este último el ganador, sería una de las más emocionantes por mostrar más equidad entre las habilidades de los peleadores. Aquí surgió la primera semifinal con la pelea entre Gordeau y Rosier.

En el enfrentamiento entre Gracie y Jimmerson, era raro ver al boxeador combatiendo solo con el guante de la mano izquierda y sin poder accionar mucho ante lo inesperado del jiu jitsu de Gracie, quien lo derribó y lo sometió para llevarse la victoria. El combate de shootfighting contra tae kwon do fue otro de los que mostró más uniformidad en las habilidades de los peleadores, y del cual resultó ganador Shamrock, que pasó a la semifinal para enfrentar a Gracie

Los dos enfrentamientos de semifinal fueron igualmente emocionantes: Gordeau y Rosier pelearon a un nivel similar aunque la victoria se la llevó Gordeau. Gracie Logró vencer a Shamrock con una serie de movimientos y finalmente una llave al cuello, aún cuando el luchador era considerablemente más pesado y alto que Gracie.

Antes de la pelea final, se hizo un pequeño homenaje de reconocimiento a Helio Gracie, por introducir el jiu jitsu y el torneo Gracie, las raíces de UFC. Durante la pelea entre Gordeau y Gracie, después de tantos forcejeos y batalla entre ambos atletas, Gracie logró derribarlo y someterlo con una llave. 

El combate entre Gordeau y Gracie fue un hito dentro de los inicios de las artes marciales mixtas, pues no solo logró reunir a atletas de las más diversas disciplinas, sino que demostró que el jiu jitsu en conjunto con las demás artes marciales podrían ofrecer no solo un sistema de pelea muy completo, sino un gran negocio y un espectáculo muy emocionante para los aficionados. 

Fuente

Deja una respuesta